Un colegio con historia que mira hacia el futuro
Un colegio con historia que mira hacia el futuro
Excelencia Educativa. inspirada en valores cristianos

Nuestro ideario

 

Los Centros educativos FILIPENSES fundamentan su oferta educativa en el derecho a la educación y a la libertad de enseñanza que nuestra sociedad garantiza en la Constitución.
Tales fundamentos se sintetizan en los siguientes principios :

    • Todos tienen derecho a la educación y la sociedad debe ofrecer los medios necesarios para que los ciudadanos puedan ejercer dignamente este derecho fundamental.

 

    • Los niños, adolescentes y jóvenes tiene derecho a una escuela que promueva el pleno desarrollo de la persona y su capacitación para la vida profesional.

 

    • Los padres y los tutores son los primeros responsables de la educación de sus hijos. Tienen el derecho a decidir el tipo de educación que desean para sus hijos, y a ser respetados en sus convicciones.

 

    • Los profesores tienen el derecho a realizar su función docente con libertad, respetando el carácter propio.

 

    • Las personas y los grupos sociales tienen el derecho de crear y dirigir centros escolares y definir su carácter propio.

 

    • Los poderes públicos tienen obligación de hacer posible, en la práctica, el derecho de todos a la educación, respetando la pluralidad de las ofertas educativas.

 

    • La iglesia tiene derecho de ofrecer la educación, haciéndose presente en el mundo de la cultura, creando y ofreciendo a la sociedad sus propios Centros educativos.

 

Nuestra propuesta educativa

 

Los Colegios Filipenses ofrecen a las familias y a la sociedad, una colaboración en su responsabilidad educativa mediante:

    • Una formación integral que ayude a los alumnos a descubrir, potenciar y desarrollar sus posibilidades personales, favorezca el crecimiento de su responsabilidad social y potencie el desarrollo de su dimensión ética y trascendente.

 

    • Una opción por la financiación pública, según la legislación vigente, garantizando así la gratuidad de la educación, evitando toda discriminación por motivos económicos.

 

    • La enseñanza de la religión católica, siempre como oferta respetuosa hacia la libertad de los alumnos, los profesores de las familias.

 

    • El cultivo de valores tales como la libertad, la justicia, la solidaridad, la convivencia y la paz.

 

    • El desarrollo, en las relaciones, de actitudes de respeto, comprensión y tolerancia; acogida, alegría, sentido de fiesta; Esfuerzo personal, colaboración; creatividad y compromiso.



Valores y actitudes cuyo cultivo es urgente en nuestra sociedad y a los que el hombre de hoy es especialmente sensible.

Nuestro ideario

 

ESTILO EDUCATIVO DE NUESTROS CENTROS


En nuestros Centros, desde una concepción cristiana y participativa de la educación, orientamos toda la ilusión y el esfuerzo, hacia la consecución de una auténtica Comunidad Educativa, donde todos sus componentes pongan en común objetivos, ilusiones y realizaciones en el marco de Proyecto Educativo.

Comunidad educativa

Quienes formamos la Comunidad Educativa nos integramos armónicamente a través de una participación efectiva y de una acción educativa coherente.

  • La institución: Religiosas Filipenses Misioneras de Enseñanza, es la responsable de expresar y dar continuidad a los principios que definen el estilo educativo que ofrecemos.
  • Los alumnos son protagonistas de su formación, intervienen activamente srgún su capacidad, en su proceso educativo, como un medio indispensable en el desarrollo de su personalidad y madurez.
  • Los profesores son los principales responsables de la dinámica escolar, al estar directamente implicados en la preparación, realización y evaluación del proyecto educativo.
  • Los padres como principales responsables de la educación de sus hijos, prestan colaboración y apoyo dentro de la Comunidad Educativa, a través de su representación en el Consejo Escolar y en la Asociación de Padres.
  • El personal de administración y Servicios, presta una valiosa colaboración, asumiendo diversas funciones imprescindibles para el buen funcionamiento del Centro.

Acción educativa

Nos proponemos en nuestro trabajo educativo:

    • Orientar a los alumnos en su trabajo formativo, mediante el estímulo y la ayuda personalizada.
    • Promover el descubrimiento de valores y la formación de actitudes, como aspectos básicos de la forma integral.
    • Proponer una metodología abierta y flexible, integrando los avances de la Ciencia Pedagógica y exigiéndonos constante actualización, revisión y evaluación.
    • Favorecer el desarrollo físico y educativo del propio cuerpo, consciente de la importancia que tales aspectos tienen en la educación.
    • Estimular la práctica de destrezas, habilidades y técnicas de trabajo que introduzcan a los alumnos en el ámbito del “saber hacer”.
    • Proyectar la educación extraescolar y de tiempo libre, de tal forma, que nuestros Centros estén abiertos en sus espacios y tiempos extraescolares, ofreciendo actividades y servicios que dan respuesta a los intereses de la Comunidad escolar tanto en el aspecto lúdico, como en el pastoral y social.
    • Diseñar un proyecto coherente de evaluación, mediante el cual se verifica el nivel de calidad de nuestra acción educativa y la educación de nuestra pedagogía a las necesidades de los alumnos.

Nuestro modelo de participación

La participación coordinada y responsable de la Institución Titular – Religiosas Filipenses Misioneras de Enseñanza – los alumnos, los profesores, los padres y el personal de administración y servicios es la tarea que da sentido a nuestros esfuerzos e ilusiones, tarea que se resume en: “La formación integral de los alumnos”.

Con este objetivo:

    • Llevamos a cabo la participación de todas las personas y grupos que intervienen en la vida escolar, ayudándonos a construir la Comunidad y a realizar el Proyecto Educativo.

    • Se desarrolla el Reglamento de Régimen Interno, que regula el funcionamiento del centro y garantiza la adecuada coordinación de todos los estamentos y personas que intervienen en la acción educativa.

    • Promueve su acción el Consejo Escolar dando prioridad a los intereses globales por encima de las conveniencias particulares, en diálogo y mutuo respeto.

El buen resultado de la gestión es fruto de la competencia, disponibilidad, coherencia y capacidad de compromiso de todos y cada uno de los que formamos la Comunidad Educativa Filipense.

Este documento es la síntesis, que describe los rasgos más importantes de la Identidad de los Colegios Filipenses.

Esperamos que esta Propuesta Educativa llegue a ser el eje que haga converger las ilusiones pedagógicas y la acción educativa de todos los que constituimos la Comunidad Escolar.

Proyecto educativo institucional 


Descargar pdf


Arriba